lunes, 8 de febrero de 2016

POESÍA DEL PESCADOR


El mar, la mar.
El mar. ¡Sólo la mar!
¿Por qué me trajiste, padre,
a la ciudad?
¿Por qué me desenterraste
del mar?
En sueños la marejada
me tira del corazón.
Se lo quisiera llevar.
Padre, ¿por qué me trajiste
acá?
RAFAEL ALBERTI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada