martes, 10 de diciembre de 2013

LA MONA RAMONA


La mona Ramona no tiene rabo, 
porque el elefante se lo ha pisado. 
Estaba distraído y no lo pudo remediar, 
pues iba caminando y miraba hacia atrás.
-Sin mi rabito querido no me puedo columpiar. 
Me apuntaré al gimnasio 
y allí voy a practicar.
Ahora la mona ya se puede columpiar. 

Con sus manos y sus pies, 
de rama en rama ella va.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada