martes, 29 de octubre de 2013

EL ELEFANTE DUFI


  El elefante Dufi
tiene la trompa torcida.
Un día que se enfadó
la trompa se le dobló.
Con la trompa para un lado
no la puede manejar,
habrá que buscar a alguien
que se la pueda arreglar.
El señor veterinario
se la puede enderezar,
haciéndole cosquillitas
lo piensa solucionar.
Al entrarle tanta risa
la trompa se le movió
y así fue, de esta manera,
como todo se arregló.
Ahora Dufi, el elefante
ya puede desayunar
un vaso lleno de leche
y después quiere otro más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada